segunda-feira, 12 de março de 2012

Oración

(Imagem: Dan Estabrook)




Para mis días pido,
Señor de los naufragios,
no agua para la sed, sino la sed,
no sueños
sino ganas de soñar.
Para las noches,
toda la oscuridad que sea necesaria
para ahogar mi propia oscuridad.



Piedad Bonnett


Um comentário:

  1. no agua para la sed, sino la sed,
    Hermoso y definitivo. Rotundo

    ResponderExcluir