sexta-feira, 21 de outubro de 2011

Deja vu


(Imagem: Lilyana Karadjova)







Vuelve a soñar
 que en tus pies
 te caben mis zapatos.
 
No le temas al tiempo
 que has pasado
 sin rozarte con mi sombra.
 
Tu cárcel de palabras
 no me importa,
 mis zapatos
 están llenos de ti,
 me perteneces cada vez que camino
 por tu memoria suicida
 de amante condenado
 al desamor perpetuo.
 
Vuelve a soñar
 que soy yo la que te mira
 en el espejo del baño,
 y tu abrazo me hace ser
 idéntica a ti.
 
No le temas al tiempo
 que dejaste pasar
 cada vez que mis labios
 evocaban tu rastro
 de pequeño secreto
 guardado en un reloj
 con forma de juguete.
 
Vuelve a soñar
 que nos cruzamos
 en un desierto lleno
 de lagartijas y aguacates,
 y las mañanitas se transforman
 en nuestro último baile.
 
Vuelve a soñarme ahora
 que ya eres viejo
 y me atrevo a buscarte
 sin pedirte permiso
 porque fuiste mi cuerpo
 y a mi también me duelen tus cadenas



Ana Merino


Nenhum comentário:

Postar um comentário